Desgaste de los neumáticos: ¿cómo reconocerlo?

El uso de unos neumáticos demasiado gastados es peligroso, por lo que se debe controlar regularmente su estado. Con nuestra guía aprenderás, entre otras cosas, a qué se debe prestar atención en el uso diario y cómo medir la banda de rodadura del neumático.

¿Qué neumáticos están gastados?

  • los neumáticos que tienen daños que impiden su posterior uso
  • los neumáticos deteriorados, que debido a su edad no son aptos para su posterior utilización
  • aquellos en los que se ha alcanzado el grosor permitido de la banda de rodadura

¿Qué tipo de desgaste excluye a los neumáticos para su posterior uso?

  • un neumático con una banda de rodadura de menos de 1,6 milímetros
  • la separación de los elementos, incluyendo el despegado de la banda de rodadura
  • la deformación o el descubrimiento del aro del talón (el elemento sobre el que la goma se monta en la llanta)
  • manchas, rozaduras en el interior del neumático en la capa butílica
  • protuberancias, deformaciones en el flanco relacionadas con una rotura de los alambres de la carcasa
  • cualquier corte o desgarro de la goma (incluso superficial)

Si observamos cualquiera de los anteriores síntomas es necesario pedir la opinión de un taller profesional. La banda de rodadura, tanto de los neumáticos de verano como de los de invierno, debe comprobarse regularmente. Hay que tener en cuenta que el desgaste de los neumáticos por la parte interior es también un problema. Por ese motivo la verificación de los neumáticos debería tener lugar al menos una vez por temporada.

¿Cuáles son los tipos de desgaste de los neumáticos y cómo podemos reconocerlos?

Podemos mencionar los siguientes tipos de desgaste de la banda de rodadura:

  • desgaste normal: aparece cuando la goma se desgasta de forma regular, en toda su anchura y en el contorno,
  • desgaste asimétrico: es decir, un desgaste desigual de los neumáticos. Se presenta cuando una de las partes se deteriora más rápidamente que la otra o es evidente un desgaste excesivo en uno de los bordes. Esto puede estar relacionado con una alineación incorrecta de las ruedas,
  • desgaste circular (de los hombros): se manifiesta mediante una mayor altura de la banda de rodadura en el centro que en los hombros,
  • desgaste central (cóncavo): tiene lugar cuando viajamos con una presión demasiado alta en las ruedas. La zona de contacto está limitada a la parte central
  • de la banda de rodadura, o que provoca un rápido desgaste de esta zona. Esto puede ser provocado, por ejemplo, por un frenazo brusco y un bloqueo de las ruedas en el caso de automóviles no equipados con ABS, o bien por problemas con la calidad de un determinado neumático.
  • desgaste local,
  • desgaste en forma de dientes de sierra.

Neumáticos desgastados en forma de dientes de sierra - síntomas

Una forma de desgaste que se presenta con frecuencia es en forma de dientes de sierra. Se manifiesta mediante un desgaste irregular de los tacos de la banda de rodadura, que adquieren la forma de dientes. Son visibles y perceptibles al tocarlos con la mano. Se trata de un fenómeno en principio inevitable, aunque su intensidad puede ser diferente y depende de numerosos factores, tales como:

  • la adaptación de un modelo concreto de neumático al automóvil y su tipo de suspensión,
  • una presión y una carga indebidas del vehículo,
  • unos índices mal elegidos: de velocidad y de capacidad de carga para el automóvil,
  • el estado de los elementos de la suspensión.

Unos neumáticos con unos dientes de sierra marcados pueden ser molestos durante su uso, debido al ruido y las vibraciones generados. Para reducir la escala del problema merece rotar las ruedas cada 10 000 km, comprobar la presión y la carga adecuadas, así como cuidar el estado de los elementos de la suspensión.

La profundidad de la banda de rodadura y las propiedades de tracción del neumático

Un neumático con la profundidad mínima permitida es incomparablemente peor que uno con la banda de rodadura completa, sobre todo si se trata del fenómeno del aquaplaning y la maniobrabilidad sobre un pavimento mojado.

La profundidad admisible de la banda de rodadura en los neumáticos, que vale 1,6 milímetros, garantiza sobre un pavimento mojado solo el 40% de la adherencia de un neumático nuevo. Debido a esto, el grosor recomendado de la banda de rodadura del neumático de verano es diferente al de la banda de rodadura permitida del neumático de invierno.

Altura mínima de la banda de rodadura del neumático de invierno y de verano

Para que el neumático sea seguro es necesario controlar regularmente la banda de rodadura. Encontrarás indicadores en los neumáticos en seis lugares marcados con las iniciales TWI (Treadwear Indicator). Indican el desgaste permitido de la banda de rodadura del neumático, igual a 1,6 milímetros. Cuando la altura de los tacos llega al nivel del indicador se deben cambiar los neumáticos por unos nuevos.

¿Cómo medir la banda de rodadura del neumático? La medición exacta del TWI del neumático puede realizarse mediante reglas especiales, así como mediante una moneda.

Resultado de imagen de moneda neumatico

Una moneda de un euro sirve para comprobar si la profundidad del dibujo está por debajo de los dos milímetros, límite para pensar en la sustitución.

Para saber si la necesidad es urgente existe un método rápido y sencillo. Solo hace falta colocar un euro en posición vertical sobre la banda de rodadura: si el borde dorado de la moneda queda cubierto por la goma, significará que el neumático es todavía utilizable.

Nuestros proveedores

© 2018 - Recambios y Accesorios Gaudí, SL